cerrar

desarrollo

Opinión

Partir no es morir

Tenía 19 años la primera vez que me aleje de Paita, me iba a embarcar en un atunero, cuando fui a despedirme de mi madre, ella no pudo contener las lágrimas. No hay madre que
leer más